Habría que preguntarse por qué este estilo, directamente importado de los loft de Nueva York de los años 50 está  cada vez está más presente en la decoración de nuestras casas. La  respuesta es su capacidad para crear una maravillosa mezcla entre funcionalidad, calidez y belleza.

Las razones de que este estilo siga estando a la vanguardia en las tendencias de diseño de interiores se encuentran en las claves de este estilo.

El estilo industrial está de moda, pero no siempre resulta fácil acertar con esta tendencia decorativa. Puedes optar por darle un toque industrial  a un espacio con otros elementos decorativos, o que este sea el estilo dominante de un espacio.

CLAVES DEL ESTILO INDUSTRIAL

Una de sus principales ventajas es que se trata de un estilo muy versátil fácil de combinar con otros estilos como el nórdico, el rústico, el vintage o minimalista, cuyo resultado es siempre ambientes con mucha personalidad.

Los materiales que caracterizan al estilo industrial son neutros  y con carácter,  como la madera con aspecto inacabado, el hierro o el acero para estructuras  y patas característicos del mueble de corte industrial, o el cuero en piezas con tanto carácter como un sofá Chester. Todo ello combinado con hormigón, ladrillo.

El metal nunca debe faltar en este estilo, pero no ha de ser un elemento dominante, y  siempre combinado con la madera para darle calidez y quitarle dureza.  Los tejidos naturales o plantas siempre serán buenos aliados.

Los espacios abiertos son claves para este estilo, en apartamentos loft o en espacios diáfanos, a poder ser con grandes ventanales., las paredes de ladrillo, los techos altos.

Otra de las principales claves del éxito de este estilo decorativo es que es atemporal. Y es que requiere una decoración minimalista, sin ninguna ostentación.

La carta de colores de una decoración industrial también tiene una base neutra, negro, marrón, azul o gris, y jugando con el blanco para darle luminosidad. Y también hay que atreverse a introducir tonos pastel que le quedan muy bien a esta tendencia.