Seguro que ya habéis oído hablar de eso llamado Blue Monday o lunes gris - triste. Si todavía no lo conoces se trata del tercer lunes de enero y es el día más triste del año. Desde Habitare te damos algunos consejos para superarlo. 

El primer paso es dejar las excusas de lado y empezar el año con buen pie sin perder la motivación con la que comenzaste. Con pequeños cambios cumplirás esos propósitos que te planteaste al principio y dejaras de procrastinar. 

Una buena iluminación te ayudará a ser más productiva y combatir esa fatiga mental y estrés del día a día. Aprovecha las horas de luz natural y sácale el máximo partido a tus lámparas. La luz será tu mayor aliado para acabar con el cansancio y ganar ese empujoncito que te falta. 

Siente el poder relajante que te regalan las texturas. Un baño con velas y sales de baño, acostarte en la cama y disfrutar de las sabanas de tu dormitorio. Regalarte tiempo para ti y disfrutar contigo mismo es un placer incomparable.   

Practicar la gratitud y hacer ejercicios de estiramiento al comienzo de tu día son prácticas que te ayudan a sentirte más enérgico y positivo durante el resto del día. 

Pasa tiempo con los tuyos y disfruta de su compañia. Rodéate de tus amigos y familiares. Una cena en tu casa es la excusa perfecta para cocinar (o llamar a un globo) e invitar a los tuyos a pasar un buen día entre risas. 

Nuestro último consejo es rodearte de plantas. Te aportará vitalidad gracias a sus colores y aromas. Además ayuda a purificar el aire y sentir la frescura del exterior. 

Recuerda estar presente en el aqui y ahora es una actitud consciente que te conecta con todo lo que te rodea con mayor plenitud.